E L   V I A J E   A   A U S T R A L I A

R O S A   V Á Z Q U E Z   M O R E N O

Mis escritos e historias nunca hablan de lugares concretos, de las historias de las ciudades o del país, de puntos geográficos, carreteras concretas o datos específicos. Más bien tiendo a envolverlo todo con un filtro de fantasía o de sensación que es poco útil para las necesidades de un futuro viajero. Pero igual la empatía en ciertos sentimientos que puedas experimentar durante el viaje te haga sentir acompañado o apoyado de algún modo; compartiendo, si se puede ver así, con una desconocida; con un habitante lejano de tu propio planeta.

A U S T R A L I A   P U N T O  D E   I N F L E X I Ó N

Una semana antes del viaje familiar estaba dispuesta a examinarme del carnet para poder turnarnos en la conducción y disfrutar de carreteras salvajes a volante, que mejor que estrenarte como conductor novel  en Australia. Tres días antes del examen me rompí un pie, es decir, una semana antes del viaje me rompí un pie. Tuve dos días sin consuelo y envuelta de una gran negatividad, furia y pena, incrédula de mi mala suerte. Pero mi hermana que es una superhermana todoterreno me compró una silla de ruedas en Australia ( si quieres comprar una silla de ruedas en Australia pincha aquí, esperemos que no te haga falta ) azul eléctrico y un vecino me dejo unas muletas así que poco a poco me fui concienciando de la situación.

E L   V I A J E

Fue difícil tomar consciencia de lo lejos que me encontraba de mi casa, de la distancia real, de sentirme pequeña y asombrada. Tenía que concienciarme de la maravilla de la novedad. Me decía a mí misma “ estás en un continente nuevo y desconocido, tienes que sorprenderte. Sé consciente de lo lejos que estás. Sé consciente de la suerte que tienes…” no sé si me costaba más sentir eso porque iba con mi familia y me sentía como en casa o porque no podía pisar fuerte e suelo, la nueva tierra, sentir la energía de una de las selvas más antiguas bajo mis pies., correr, meterme en el pacífico.

Fue un viaje muy mental, pensé mucho y apenas escribí.

Es cierto que quería que me pasara algo mágico, espiritual quizá, y aparentemente no pasó nada de eso. Pero al mirar con distancia me doy cuenta que las cosas maravillosas que a veces pasan desapercibidas, sobre todo para los inconformistas, los que siempre esperan algo mejor.

Australia, sin darme cuenta fue un punto de inflexión, la preparación antes del movimiento, de la acción.

L A   F A M I L I A

Tres o cuatro peleas medio gordas en un mes para una familia de cuatro miembros muy temperamentales no es tanto. Teniendo en cuenta que las hijas llevan tiempo sin vivir con los padres y que para los padres siempre seremos las hijas.

En todas las discusiones había algún miembro y yo, o todos los miembros y yo. Así que después de mucho reflexionar fuera de viaje, me di cuenta que sin mí no hubiera habido peleas ¡que aburrimiento! ¿no?

Las peleas forman parte del aprendizaje. No estoy justificando la incapacidad de callarme, o mi sinceridad punzante, o a la hermanapequeña/hijamimada que hay en mí. Pero soy de las que opinan que el nudo se hace más fuerte cuando tiras. Hacerlos y deshacerlos…Conoces más el interior de una persona si te sumerges en las profundidades, ya sea con un abrazo o metiendo el dedo en la llaga.

A veces estoy de acuerdo conmigo en esto y otras veces no. De lo que estoy segura es de que no hay que echar más leña al fuego como suelo hacer. Pero si el fuego está, no hay que mirar para otro lado. Sentémonos alrededor del fuego y  a ver qué pasa… ( en Australia es tradición hacer un fuego  e invitar a los vecinos a que se sienten alrededor de él)

El dialogo es una buena herramienta para resolver conflictos, pero siempre, como dice mi padre, “Cuando las condiciones sean favorables

Las reconciliaciones con un vino o un buen ron sientan de maravilla.

Consejo: llevar facturada una botella de ron desde España, ya que en Australia el alcohol está por las nubes. Si fumáis llevad también el tabaco o aprovechad para dejar de fumar. Yo no lo conseguí pero lo reduje en el viaje bastante, a ver si vosotros tenéis suerte.

Animo con el viaje familiar, aunque a veces resulte un poco desesperante, los que tengáis la oportunidad sois unos afortunados, perteneceréis a una autentica tribu!!

Si quieres saber más sobre Australia échale un ojo a estos artículos:

Subscríbete a la vuelta a Australia

A que esperas para formar parte de los viajeros de Australia. Apuntate y recibiras más información, los últimos post y mucho más. 

 

Introduce tu email y únete a nosotros!!!!

Política de privacidad

Te has suscrito correctamente, muchas gracias!!!

Pin It on Pinterest

Share This