El embarque hacia la isla

Finales de marzo, principio de otoño. Me dirijo en el gigantesco ferry Spirit of Tasmania a la fascinante y salvaje isla en el sur de Australia. Tras una larga espera para subir a bordo por fin embarcamos…

El día me acompaña, estamos atravesando el estrecho canal The Rip que conecta la bahía de Port Philip con el gran océano donde se sitúa el estrecho de Bass. La niebla lo invade todo, no se ve nada a más de dos palmos de distancia. Chispea y hace viento. el barco esta inclinado hacia estribor pues esta girando para encarar el estrecho paso entre Queenscliff y Sorrento o también conocidas como punta Lonsdale y punta Nepean.

El trayecto

Mapa del recorrido del ferry a Tasmania

Ahora estamos entrando en el océano, el agua se vuelve mucho mas brava y el barco se mueve arriba y abajo lentamente con toda su carga. Estoy sentada sin zapatos y con las piernas cruzadas en una de los sofás alado de un enorme ventanal. Un chaquetón nuevo para aguantar las bajas temperaturas del sur cubre mis piernas y encima el ordenador sobre el que escribo estas lineas.

El crujir de la estructura del barco y la blanca bruma saltando en el lateral hacen que pierda fácilmente la concentración y es que impresiona, cuanto menos, navegar en estas desconocidas aguas.

vistas desde el Ferry Spirit of Tasmania hacia el estrecho de Bass
Vistas de las olas desde mi ventana

Se mueve, se mueve más de lo que creía, más de lo que estoy acostumbrada en el trayecto que recorre Melilla – Almería en el mar mediterráneo. Afortunadamente me he tomado pastillas para el mareo, a pesar de que llevo trabajando en barcos una temporada no quería arriesgarme a pasar 9 horas de trayecto vomitando por los rincones. Sin embargo, este mal tiempo le confiere al viaje un carácter aun más aventurero si cabe.

Me dirijo a la tierra de Van Diemen, Tasmania, con una música relajante con tonos místicos sonando en mis auriculares, sin ver nada de los que nos rodea por la intensa niebla y con este bravo mar me siento en el principio de una autentica aventura.  

Hacia lo desconocido

¿Como será Devonport, el puerto donde llega el barco en el norte de la isla? ¿y las carreteras, sus gentes, sus paisajes y animales…?? Todo estas preguntas despiertan en mi unas inmensas ganas de llegar y descubrir, explorar y mezclarme con lo que allí encuentre y eso, amigo mio es de las sensaciones mas placenteras que experimento viajando. No puedo ni imaginar lo que deberían sentir aquellos exploradores holandeses, francés y más tarde ingleses que pasaron por estas tierras, en aquellos tiempos de verdad inexploradas, cuando se aventuraban a lo desconocido.

Atardecer en el estrecho de Bass
Atardecer desde el barco en el estrecho de Bass

La historia Negra de Tasmania

Con tanta emoción casi me olvido de mencionar la historia negra de esta isla, el genocidio de Tasmania. La extinción masiva de la población aborigen de Tasmania, los Palawa, cuando el hombre blanco piso sus tierras. La última persona nativa Palawa murió en 1876 y a partir de esta fecha se consideran oficialmente extinguidos. Dicen que aun quedan algunas costumbres y palabras de aquella gente mezcladas en la población actual. Os contaré que me encuentro. Si quieres más info sobre esta historia pincha aquí.

Espero que hayas vivido durante tu lectura un ratito conmigo la aventura. Gracias por estar ahí leyendo lo que escribo, me hace sentir que no viajo sola que hay algunos lectores conmigo! 🙂

Si quieres saber más sobre la vuelta a Australia pincha aquí.

Subscríbete a la vuelta a Australia

A que esperas para formar parte de los viajeros de Australia. Apuntate y recibiras más información, los últimos post y mucho más. 

 

Introduce tu email y únete a nosotros!!!!

Política de privacidad

Te has suscrito correctamente, muchas gracias!!!

Pin It on Pinterest

Share This